El accidente aéreo en la Sierra de Valdemeca.

Texto y foto: Francisco J. Vázquez | Publicado: 29 de marzo de 2024.

Era un día de fuerte tormenta en la Serranía Baja de Cuenca. Aquel 29 de abril de 1959 amaneció con lluvias que se intensificaron a lo largo del día. Al inicio de la tarde de ese aciago miércoles el agua arreciaba con fuerza, las nubes oscuras cubrían el cielo y la visibilidad de los picos y cerros de la zona era prácticamente nula. 

Minutos antes de las 16:00 horas el sonido de los motores de un avión en vuelo bajo se hicieron notar a pesar de los truenos que retumbaban entre los elevados riscos. El sonido sorprendió a quienes notaron una anomalía. No llegaban a ver la aeronave pero algo extraño ocurría: parecía como si aquel ruido tomase una dirección y, al rato, volviese sobre su recorrido como si anduviese perdido.    

En uno de esos giros la nave enfiló hacia el valle que desde el municipio de Huerta del Marquesado va hacia Valdemeca a través de la Sierra que lleva su nombre. Quienes fueron testigos de aquel instante no dudaron que el vuelo tenía problemas. Y nadie se sorprendió cuando instantes después un enorme sonido se extendió a lo largo de la serranía. La potente explosión confirmó lo que todos esperaban, que el avión misterioso había caído. 

Ante los indicios de accidente pronto se organizó la ayuda que acudió en busca de los supuestos restos. No tuvieron que buscar mucho antes de encontrarlos: en la cumbre de Collado Bajo, en el denominado Pico del Telégrafo, se extendían lo que quedaba del fuselaje de un aparato Douglas DC-3 de la compañía Iberia que cubría la ruta Barcelona-Madrid. Allí, entre los hierros retorcidos de aquel aparato yacían, esparcidos e inertes, 28 víctimas mortales.

Se daba la circunstancia que entre ellas viaja Joaquín Bloume, un gimnasta español de fama mundial que apenas dos años antes había alcanzado la gloria como campeón del mundo en su modalidad de 1957.

En las afueras de Huerta del Marquesado, a pocos kilómetros del angosto espacio donde tuvo lugar tan trágico accidente, se eleva un monumento en memoria del suceso y de las víctimas que perdieron en él sus vidas. 

 

Monumento erigido a la entrada del municipio de Huerta del Marquesado en recuerdo de las 28 víctimas que sucumbieron en el accidente del 29 de abril de 1959.

Enlaces de interés:

.

Míralo en Google Maps.

©2023-2024 Cuencadesconocida.es.

Plaza Palacio del Marqués 13, 16300 Cañete (Cuenca)

Móvil: +34 652276322 - E-mail: contacto@cuencadesconocida.es

 

¿QUIERES SER PATROCINADOR? ¡ENTRA AQUÍ!

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor revise los detalles en la política de privacidad y acepte el servicio para ver las traducciones.