VENTANO DEL DIABLO

Texto y fotos: Francisco J. Vázquez | Publicado: 06 de marzo de 2024.

 

Uno de esos parajes espectaculares que el viajero puede encontrar al visitar la provincia de Cuenca es el denominado Ventano del Diablo en el término de Villalba de la Sierra. Se trata de un mirador excavado en plena roca que se eleva unos 200 metros sobre el río Júcar.

La enorme caída es debida a la erosión que durante miles de años ha hecho el agua, que ha horadado caprichosamente un cañón en el que hay recovecos que sirven de refugio en las alturas a aves rapaces (como es el caso del águila real o el buitre leonado), y en las orillas del caudal animales tan singulares como las nutrias. 

La frondosa vegetación, su fauna, el difícil acceso y el clima hacen de ese espacio, visto desde el pétreo balcón, genere una mezcla entre asombro, sorpresa y desasosiego. De hecho, el nombre de este mirador tiene su origen en la estructura del mismo, donde muchos parecen ver una especie de cráneo o calavera de piedra en sus ventanas. Según la leyenda, el propio diablo se presentaba en el lugar cuando algún forastero se adentraba en el corredor y, acercándose como humano y dando confianza al desaprensivo turista, lo empujaba al vacío en un momento de descuido entre gritos aterradores y el miedo certero de una muerte segura.

Si bien el Ventano del Diablo es totalmente seguro, no es apto para quienes tienen vértigo. Aunque hay que tener mucha fuerza de voluntad para pasar por allí y no asomarse a ver unas vistas maravillosas sobre el sinuoso recorrido del Júcar.  

©2023-2024 Cuencadesconocida.es.

Plaza Palacio del Marqués 13, 16300 Cañete (Cuenca)

Móvil: +34 652276322 - E-mail: contacto@cuencadesconocida.es

 

¿QUIERES SER PATROCINADOR? ¡ENTRA AQUÍ!

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor revise los detalles en la política de privacidad y acepte el servicio para ver las traducciones.